show-musicales-para-eventos

Sin categoría

¡Sin fiesta de graduación!

6 Dic , 2017  

¡Hola! ¿Cómo están? Espero que mejor que bien en este ombligo de semana -siempre me da pena llamarle así al miércoles-. Sólo nos queda la mitad, para volver a la corta libertad que nos brinda el fin de semana. Libertad, porque puedo levantarme más tarde.

 

Como sea… ¡Comencemos!

 

Hoy les vengo a contar una historia muy triste sobre mi última época de estudiante: la universidad y mi graduación que ningún show musicales para eventos, pudo salvar, porque no tuve fiesta.

 

Los pondré en contexto: yo iba en una universidad paga y era realmente pequeña. Cada grupo estaba formado por 20 personas y en total en mi generación éramos como 300 personas, exagerando 400 y a pesar de ser tan pocos no nos hablamos mucho, entre grupos.

 

En nuestro penúltimo cuatrimestre, la escuela nos empezó a hablar de la titulación y los requisitos que necesitábamos, para poder salir sin ningún problema. Ya saben: “necesitamos que tengas tus créditos cubiertos, pases tu examen de inglés y que hagas un

deposito de miles de pesos en Bancomer”. Cosas así, y como no queriendo nos advirtieron que ellos no organizarían ninguna fiesta de graduación. Así que, si queríamos algo teníamos que organizarnos nosotros.

 

Sinceramente, yo no preste atención sobre el tema la graduación, porque no era de mi interés. ¡Pero! Meses después apareció un grupo de chicas en mi grupo, informándonos que ya se habían organizado para la graduación. Que ya tenían la empresa e iban a dar una plática y teníamos que ir. Entonces fui…

 

La empresa esta, que no recuerdo su nombre, nos prometió la fiesta más espectacular del mundo y un viaje, por una módica cantidad de dinero. Yo no quería ir, pero mi grupo de amigas estaban muy emocionada y no me dejaron decir que no. Entonces el acuerdo quedó así: le dábamos nuestro dinero a las organizadoras y teníamos una celebración de ensueño.

 

No sé de quien fue la culpa, si de la empresa o de las organizadoras, pero querían llevar mil 500 invitados -yo sólo iba a llevar uno- y cómo no lo juntaron, todo quedó cancelado de último momento. ¡Y yo ya había dado mi dinero!

 

Entonces, las organizadoras, ante los reclamos, quedaron de organizar su propio evento, con parte del dinero que no aún tenía. Pero tampoco pasó… Jamás tuve fiesta de graduación, ni usé un lindo vestido que compré, ni me fui de viaje. ¡Nada!

 

¿Qué aprendí? Que no debes confiar en gente que nunca te habló durante tres años y que las celebraciones se dejan en mano de expertos como Total Show Musical.

 

¿Ustedes si tuvieron fiesta de graduación? ¿Cómo les fue? Cuéntenme en la caja de comentarios, y no se olviden de comentar y dar manita arriba.

 

¡Hasta la próxima!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *